¿Qué es el feminismo? (I)

Feminismo

Del francés féminisme, y este del latín femĭna ‘mujer’ e -isme ‘-ismo’.

1. m. Ideología que defiende que las mujeres deben tener los mismos derechos que los hombres.

2. m. Movimiento que se apoya en el feminismo.

Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Esta definición se puede aplicar tanto a los movimientos sociales como a los sistemas que rechazan la idea de que los hombres deben tener privilegios sobre las mujeres. Estos movimientos son conocidos como feminismos de primera y segunda oleada, pero eso lo explicaremos más adelante.

Que las mujeres estudien, trabajen fuera de casa, voten y puedan ser votadas en elecciones, decidan sobre su cuerpo y cosas así, son algunos ejemplos de derechos y libertades que hoy entendemos como lógicos y normales, pero no siempre ha sido así. Estas cosas que damos por hechas, han sido el resultado de la lucha de grupos de mujeres organizadas en torno a las ideas del feminismo.

El término “feminismo” apareció por primera vez en el siglo XVIII como sinónimo de la emancipación de las mujeres.

¿De dónde viene?

Siempre ha habido mujeres que han luchado por la igualdad entre hombres y mujeres pero, por poner una fecha de inicio al feminismo, como ideología, podemos hacerlo en el s. XVIII durante la Ilustración. En esta época, se empezaron a reivindicar la libertad y la igualdad entre ciudadanos y culmina con la Revolución Francesa. La cosa está en que las mujeres quedaban fuera de esta reivindicación porque no estaban consideradas ciudadanas.

Las mujeres de entonces, pusieron en evidencia esa supuesta igualdad demostrando que, una cosa era la teoría y otra la práctica, y reivindicaron la igualdad entre hombres y mujeres.

Entre ese grupo de mujeres que reivindicaban la igualdad de derechos, destacaban Olympe de Gouge y Mary Wollstonecraft.

De Gouge, publicó el libro Declaración de los derechos de la mujer y la ciudadanía en 1791. En ese libro denunciaba que los términos “hombre” y “ciudadano” se usaban mal para referirse a todas las personas porque, en realidad, excluían a las mujeres. Por su parte, Wollstonecraft criticaba a los filósofos ilustrados, especialmente a Rousseau, por hablar de la mujer como un ser artificial, débil e inferior.

Wollstonecraft, que había sido institutriz (una niñera-maestra de la época), señalaba que el razonamiento de Rousseau fallaba porque decía que los hábitos y costumbres de las mujeres (fregar, cuidar de la casa y de los hijos, etc.), eran algo natural. Wollstonecraft decía que era cosa de la socialización. Esto es: la mujer limpiando en casa y el hombre trabajando fuera de ella. La mujer “cotilleando” con las vecinas y el hombre en el bar.

Según Rousseau, una de las responsabilidades de las mujeres era transmitir los valores de la virtud y la ciudadanía a los niños pero, Wollstonecraft se preguntaba cómo podían hacerlo si las mujeres no estaban educadas para ser ciudadanas. Algo así como: ¿cómo pueden enseñar mecánica si no se les enseña qué es una bujía?

Además, Wollstonecraft planteaba un discurso que definía a hombres y mujeres como iguales, y donde defendía la independencia, autonomía e individualidad de las mujeres en todos los sentidos.

¿Mujeres y hombres y viceversa?

Feminismo, como tal, sólo hay uno; aunque, como todas las ideologías, tiene diversas corrientes. Las diferencias entre las corrientes feministas viene de una cuestión clave: Las diferencias entre hombres y mujeres ¿son naturales (biológicas y genéticas) o sociales (educativas, familiares…)?

Algunas teorías que justifican la discriminación de la photo_2017-04-10_20-28-17mujer con explicaciones de tipo biológico, se basan en una supuesta división por sexos del trabajo. Como hemos dicho antes, la mujer en casa y el hombre en el trabajo. Esto legitima la exclusión de la mujer del ámbito público, más concretamente del Estado y la política, y en buena medida también del mercado laboral.

Aunque la ciencia y la tecnología contradicen la idea de que el ser humano no puede alterar su naturaleza genética, la mentalidad de que las funciones de las mujeres y los hombres están biológicamente determinadas, aún está muy presente en nuestra sociedad.

Por otro lado, si las diferencias entre hombres y mujeres son producto de una construcción social, como decía Wollstonecraft, significaría que pueden modificarse mediante una educación y una socialización igualitaria.

La mayor parte de los movimientos feministas (que veremos en próximos posts) que se desarrollan dentro de las denominadas primera y segunda oleadas feministas comparten esta visión.

Otros movimientos consideran que el problema no es que hombres y mujeres sean socializados de forma diferente, sino que los hombres minusvaloran lo que aportan las mujeres a la sociedad. Estos movimientos aspiran a que la diferencia entre mujeres y hombres sea reconocida y valorada: los hombres y las mujeres son diferentes y hacen cosas diferentes, pero lo que hacen las mujeres vale tanto como lo que hacen los hombres.

Gracias por leernos. No olvides suscribirte para recibir más artículos y compartirnos en tus redes sociales. No seas egoísta 😉

Anuncios

6 comentarios en “¿Qué es el feminismo? (I)

  1. Hola , me a gustado leeros , me agrada que el feminismo se ha estudiado desde sus inicios ,le debemos mucho a nuestras predecesoras, todos los derechos de los que hoy disfrutamos.
    Os animo a seguir por ese camino.
    Abrazos violetas! ❤

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s